Un año sin drama

Hace unas horas me encontré con un aviso de WordPress diciéndome que el blog cumple hoy un año y me causó muchas gracia.  Son 365 días en los que he escrito casi nada y que reflejan lo que ocurre cuando se abre un blog: se publica unos días, se abandona, se retoma y quién sabe qué pasa luego.

Espero que los próximos 12 meses sean productivos.  Gracias a los que en algún momento se detuvieron a leer algo.  ¡Salud!

Anuncios