Confinamiento. Coronavirus. Día 2.

undefined

La distracción.

Aunque muchos han empezado a entender la gravedad de lo que está sucediendo, aún hay quienes se niegan a quedarse en casa porque no lo consideran necesario, se aburren, tienen que salir a ejercitarse, o simplemente a ellos nadie les dice qué hacer o no.
Sin embargo, los del primer grupo no están dimensionan aún lo que sucede.

Italia y Francia son el mejor espejo para ver lo que va a suceder aquí en Ecuador. Ya tenemos gran parte de los deberes hechos. Pero parece que preferimos matar el aburrimiento siguiendo todos los Instalives posibles, tomando todos los cursos gratuitos online que se han abierto, haciendo maratones de Netflix interminables, pasando mensajes y chistes para amenizar el encierro… preferimos distraernos, abstraernos de la realidad.
Una cruda y dura realidad: hay mucho peligro y está aquí. Es real. Y lo que viene es peor.

Nos están bombardeando con la idea de la importancia de entretenernos. De hacer divertido y llevadero el encierro. Pero nos estamos negando a ver lo importante. Lo humano. Lo vital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s