Ocho películas que vi en el 2018 y que recuerdo por algo

Foto: rawpixel.com – www.freepik.es

Una vez un amigo me dijo que una película no tenía que dejar ningún mensaje y es algo que siempre recuerdo. Me encuentro con algunas cintas que son historias muy bien contadas y otras, no tanto; y también con las que sin importar si son buenas o malas, me gustan (esas cosas que no tienen explicación en la vida).

Y aunque no espero recibir algún mensaje de parte de ellas, en ocasiones estas me enseñan algo o me hacen reflexionar sobre algo, por eso hago esta lista de ocho películas que vi en 2018 y que las recuerdo por algo en particular. Espero que el 2019 sea un año de buenas películas y mucho aprendizaje.

Los oscuros secretos del Pentágono (The Post)

Protagonizada por Meryl Streep (que me encanta) narra la historia de los periodistas Katharine Graham y Ben Bradlee (Tom Hanks), quienes en 1971 pusieron en riesgo sus carreras para luchar por la libertad de prensa, apoyar a The New York Times y exponer ante el público que el gobierno estadounidense llevaba 30 años ocultando información.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que hay que creer en algo y luchar por eso, aunque implique grandes sacrificios.
  • Que la verdad siempre debe ir por delante a pesar de sus consecuencias.
  • Que hay hombres que te ignoran, te hacen a un lado o te minimizan por ser mujer; pero que hay otros que te valoran, aprecian y escuchan con más atención por serlo.

La forma del agua (The Shape Of Water)

En la película de Guillermo del Toro, una joven muda se enamora de un hombre anfibio que está prisionero en un laboratorio secreto, propiedad del gobierno, en el que ella trabaja limpiando. Llevada por el amor, ella desarrolla un plan para liberarlo.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que el amor, del tipo que sea, puede ser encontrado en el lugar y con la persona que menos se espera.
  • Que debemos sacarnos de la cabeza clichés y supuestos para ser más libres en todos los sentidos.
  • Que ser diferente puede ser doloroso a veces, pero que siempre hay alguien dispuesto a abrazar nuestra diferencia. Y ese primer alguien debe ser uno mismo.

Mamma Mia! Vamos otra vez (Mamma Mia! Here We Go Again)

Meryl Streep de nuevo, pero me sorprendí (¡ojo con el spoiler!) cuando al inicio de la cinta descubrí que su personaje había muerto. Es la secuela de la película que uno siempre se encuentra en algún canal de cable y la vuelve a ver.

Aquí han pasado cinco años de la primera historia y con la muerte de Donna (Streep), su hija decide reformar el hotel que tenía en Grecia, ayudada por un nuevo administrador y por “uno de sus papás”. La película presenta dos épocas: el presente y 24 años atrás cuando Donna termina la universidad, emprende su loca aventura de ir a vivir a Grecia y conoce a los tres posibles padres de su hija, Sophie.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que una película musical, con canciones famosas y pegajosas, que además cuenta una historia de amor e ilusión siempre es buena compañera para sacar una sonrisa.
  • Que hay que tener al menos una amiga, una canción y el recuerdo de una aventura para volver a reír, cantar, bailar y soñar… una y otra vez.
  • Que no importa la edad, siempre hay que buscar cómo divertirse, pasarlo bien, reírse, bailar… La vida hay que vivirla bien.

Los oportunistas (The Place)

Película italiana en la que un misterioso hombre sin nombre se sienta en una cafetería y concede a personas aleatorias sus deseos más secretos, haciendo que las vidas de ellos queden conectadas de formas extrañas.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que cuando una persona está realmente desesperada es capaz de hacer cualquier cosa.
  • Que no se puede estar bien con Dios y con el diablo al mismo tiempo.
  • Que es muy fácil señalar, criticar y juzgar al otro, hasta que se atraviesa por su misma situación.

En cuerpo ajeno (Moglie e Marito)

La vi a continuación de la anterior, una tarde en que decidí hacer cine continuo como en los viejos tiempos (por si acaso, sí pagué mi entrada). Esta comedia italiana trata sobre una pareja de esposos con diez años de matrimonio y a punto de divorciarse. Él es un neurólogo genial y ella, una presentadora de televisión en ascenso. Un fallo en uno de los experimentos de él pondrá todo de cabeza, pero también será la solución a todo.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que las relaciones humanas, sobre todo las cotidianas y en las que se da todo por sentado, son muy complicadas.
  • Que siempre hay que ponerse en el lugar del otro, en la piel del otro, para poder entender las situaciones.
  • Que a la larga el amor es cuestión de voluntad.

Ha nacido una estrella (A Star Is Born)

La película (tercer remake) protagonizada por Bradley Cooper y Lady Gaga. Él es una estrella de la música country con problemas de alcoholismo, que conoce y descubre el talento de Ally. Mientras se enamoran, ella despega en su carrera y él ve como sus días de gloria van llegando a su fin.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que no hay que juzgar a la gente por su aspecto o encasillarla en algo por determinados comportamientos. Esto a propósito de unas señoras que estaban sentadas a mi lado alababan la belleza y el talento de Lady Gaga, algo que no podían creer, ya que siempre la habían ignorado por sus famosos looks y criticadas actitudes.
  • Que los defectos humanos son eso: defectos y humanos. Y no hay que condenar por ellos. Hay que amar lo que más se pueda y ayudar hasta donde más se nos permita.
  • Que la música y el amor van de la mano. Y ambos pueden sanar heridas.

Bohemian Rhapsody

La película sobre la vida, genialidad y excesos de Freddie Mercury, vocalista del grupo Queen, cuyo descontrol puso en peligro la carrera de sus compañeros y a la banda. Pese a ello, buscan la forma de permanecer juntos a lo largo de sus exitosos años.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que no se puede juzgar a la ligera por el aspecto o la forma de ser. La genialidad no sabe de empaques. Un poco como el caso de Lady Gaga que menciono más arriba.
  • Que hay que ser fiel a las creencias y a la esencia personal, procurando que estas sean honestas en todos los sentidos.
  • Que el límite de nuestro bienestar y placer está cuando se afecta el bienestar del otro.

Roma

La vi anoche en Netflix y me llegó muchísimo. Y por eso estoy escribiendo esto. Es una cinta que se desarrolla en la Ciudad de México de los años 70, en la que dos empleadas domésticas ayudan a una madre de cuatro hijos mientras su esposo está fuera por un largo periodo de tiempo.

¿Qué me hizo recordar?

  • Que decimos querer ayudar al prójimo y muchas veces nos olvidamos de nuestro prójimo más próximo.
  • Que así como nos hemos acostumbrado a películas de escenas y secuencias rápidas –de las que esperamos estímulos y resoluciones inmediatas– también hemos adoptado esa actitud frente a la vida, perdiendo la capacidad de apreciar lo sutil, despreciando la cotidianidad y restándole valor a lo realmente importante.
  • Que el verdadero amor se construye día a día y te puede salvar en el momento menos esperado.

¿Qué películas del 2018 te impactaron, te enseñaron algo, te hicieron disfrutar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s