La teoría del “pura mierda”

youtube-mierda-whatsapp-mierdecilla-emoticono“Añorar el pasado es correr tras el viento”. (Proverbio ruso)

Sentada en un consultorio médico escuché una conversación en la que una chica le contaba a otra sobre el “pura mierda” de una amiga suya.  Supuse que se refería a algún “mal amor”, pero luego me di cuenta de que no hablaban de un hombre en particular, sino de ese hombre del pasado con el que se tuvo una buena o mala relación que se terminó, pero que se recuerda a veces y puede poner a temblar hasta a la más cuerda, aunque se esté segura de que nunca va a volver a pasar nada con él.  Y según ellas, todas las mujeres tienen un “pura mierda“.  Así que desde entonces investigo este fenómeno al que he llamado “La teoría del pura mierda“.

Si todas las mujeres tienen el suyo, entonces debía ver qué tan cierto era la teoría preguntando a las mismas mujeres. No podía lanzar el término así no más, así que en cierto grupos, cuando se podía, conducía la conversación hacia amores del pasado para ver qué resultaba.  Y los resultados son graciosos.   Casi todas recuerdan con nostalgia algún buen amor; muchas, con fastidio a uno que las hizo sufrir; y todas, con risa/pena/vergüenza/curiosidad a un “pura mierda“.

Sí.  Todas -jóvenes, maduras y algunas “postmaduras”- tienen a su “pura mierda” por el que se preguntan que hubiera pasado si…, con el que alguna vez se reencontraron, al que se toparon en el lugar menos pensado, en el que piensan de vez en cuando, por el que ‘ya sería viuda si lo hubiera aceptado’, el que provoca nervios cada vez que coinciden en ciertas reuniones sociales…

Y hay algo en común: el “pura mierda” produce una sonrisita ligera (y a veces no tanto) cada vez que se lo recuerda.  Pero también la certeza de que ‘ahora estoy bien’, ‘no debíamos seguir’, ‘nos hubiéramos terminado matando’, ‘mi esposo es el amor de mi vida’.

Ojo, el “pura mierda” no debe ser confundido con el “amor de la vida”, son dos conceptos distintos, ya que el primero pudo haber sido un desastre.  Es solo que caló hondo en la existencia y permanece de alguna manera en la memoria, aunque se lleve una vida completamente feliz y se tenga la certeza de que haber continuado con él hubiera sido la peor decisión.   Sí. Ese. Ese que te deja pensando por un momento, que sabes que fue un desastre-no funcionaba-no iba contigo-no iba para ninguna parte…, pero que te saca así sea una sonrisa apretada (mezcla de gusto, recuerdo, resentimiento, fastidio, nostalgia y quién sabe cuántas cosas más) e incluso te puede llegar a mover el piso, aunque sepas que nunca harías nada ni pasaría nada con él… Ese.  Ese es tu “pura mierda“.

Si una de las definiciones de mierda es ‘porquería que se pega a una cosa o parte del cuerpo’, y de pura es que ‘conserva su naturaleza original’, el “pura mierda” bien podría ser aquel sujeto/porquería que no ha cambiado en el tiempo y que se pega a la memoria.  No olvidemos que el excremento, o la mierda coloquialmente hablando, es el resultado de todo aquello que no sirve ni nutre y que se desecha… y aunque suene extraño, su función y existencia tiene una razón de ser.   Y así mismo es el “pura mierda“: representa todo aquello que ya no sirve, pero siempre va a estar ahí.  Y en esa compleja relación está su beneficio.

¿Tienen los hombres también sus “pura mierda“?

*Si se leen las definiciones coloquiales de la palabra mierda que da Wikipedia y se las aplica al “pura mierda” es muy gracioso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s