¿Ayudar siempre a tu hijo? Prueba esto otro…

Buena lectura para padres, pero también para uno mismo para cuestionarse si ayudamos demasiado a otros facilitándoles en exceso la vida y para plantearnos otras salidas y soluciones cuando tenemos un problema.

Noelia López-Cheda

El otro día estábamos en el colegio y David se subió a unas gradas. No estaban ni muchísimo menos altas pero quiso bajar por la parte que no había escalón y a él le parecía más divertido.

david grada

Cuando miró hacia abajo, observé que se paraba a pensar y después de hacerlo me dijo (en ese momento eché la foto):

  • Mamá, no puedo bajar…

Normalmente yo lo que hago en estos casos, es acercarme y ayudarle a bajar, sin mucha más historia. Sin embargo ese día, me salió de golpe la pregunta que siempre uso en los cursos, sesiones y momentos en los que las personas se paralizan.

  • Y, ¿qué puedes hacer? 

Automáticamente me di cuenta que me había salido sin pensar y que seguramente no me iba a contestar o me iba a decir “No sé”. Así que su respuesta, me dejó bastante sorprendida.

  • ¿Pedir ayuda a algún papá?

Ver la entrada original 217 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s