No te sigo porque no me gustan tus fotos. O el problema de decir la verdad en estos tiempos.

social-media-419944_640“Es más fácil engañar a la gente, que convencerla de que ha sido engañada”.   Mark Twain

Hace algún tiempo, un ex (aquel del que hablo aquí) me preguntó por qué no lo seguía en Instagram y le dije la verdad: “No me gustan tus fotos, no me interesan”. Y se ofendió.  Y me dijo que dejaría de seguirme (nunca le pedí que lo hiciera).  Y lo hizo.  Pero, ¿por qué se ofendió? ¿Es obligación seguir a los conocidos – amigos – familiares – ex? ¿Por qué debo seguir una cuenta que no me interesa? ¿Por qué está mal decir la verdad?

Hace unas semanas, mi entrenadora personal (sí, ahora hago ejercicio con una entrenadora personal y no me gusta, pero de eso hablaré en otro momento) comentó durante nuestro encuentro sobre una foto que ella misma había publicado  y me pidió que la siga.  Más tarde revisé su cuenta, pero como sus fotos no me interesan no hice clic en el famoso Follow.  No me ha dicho nada, pero supongo que en algún momento me insistirá para que incremente su lista de 223 seguidores.

Unos meses atrás, a una decoradora de interiores a la que sí sigo en Instagram le pareció extraño que le comentara y alabara verbalmente un trabajo que había publicado, pero que no le haya puesto “Me gusta”.  Entonces me dijo: “Ponme like para que todos vean”.  Y así podría seguir nombrando otros casos de lo más variados, pero que tratan de lo mismo.

Recuerdo que mi ex, ante críticas que le hacían por lo que publicaba en Facebook, me dijo que el problema era que la gente se tomaba muy en serio lo de las redes sociales y lo que allí se decía, y que para él ese espacio era para poner lo que le diera la gana.  Y aunque comparto aquello de que uno es libre de publicar lo que mejor le parezca en sus redes, también creo que las fotos que él sube contradicen mucho la imagen de seriedad que su trabajo ejecutivo le exige y que esa es una de las tantas razones por las que tiene problemas laborales.  Pero eso es cosa mía.  No lo he dicho en voz alta.

Sí creo que la gente se toma muy en serio lo de las redes sociales.  Pero me parece peor que se ofenda con una verdad que tiene que ver con seguir o no una red social y comentar o no en ella.  En mi caso, pongo “Me gusta” a las fotos que quiero que aparezcan agrupadas en “Publicaciones que me te han gustado” dentro de “Opciones” del perfil, ya sea porque hay algún dato que me interese, deba recurrir de nuevo a esa imagen o simplemente porque me gusta.  Así me manejo yo con mi red social.  No le doy like a cualquier cosa porque sí.   Y si las fotos de alguien no me significan nada, no me atraen, me parecen aburridas, desagradables o intrascendentes, no tengo por qué seguir esa cuenta y toparme con esas imágenes al abrir la aplicación.

Así que quizás estaría bien no tomarse tan en serio las redes sociales (son solo redes sociales) y no nos vendría nada mal tomarnos más en serio a las personas y sus comentarios “en persona”.   Y qué tal si no nos ofendemos porque a alguien no le gustan nuestras fotos (o publicaciones) y apreciamos que tenga la franqueza de decirlo y sea consecuente con sus ideas.   Pero, claro, en esta época en que no se sube una foto sin antes haberla “photoshopeado” o al menos haberle puesto algunos filtros, aceptar la verdad es bastante complicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s