Hipocresía en época de fiestas

trollfaceTodo hombre es sincero a solas, en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.  -Ralph Waldo Emerson

Nada como una reunión familiar a la que no asisten algunas personas por estar distanciadas de otras para reforzar aquello de la importancia de que la familia esté unida siempre.  Cuando dos o más parientes mantienen un problema sin resolver y esto impide que estén juntas en una reunión a la que se supone que asistan todos, ¿qué postura debe tomar el resto?  ¿Deben ir los demás?  ¿Asistir es tomar partido por una de ellas?  ¿No hacerlo también lo es?  Esto es lo que ronda ahora en mi cabeza desde anoche tras volver de una tradicional reunión a la que no asistieron tres personas de mi familia y hace que me pregunte:  ¿Los no involucrados debemos perder el derecho a compartir con ciertas personas por un conflicto que no nos pertenece?

Así como esta situación contradice aquello de la importancia de los valores familiares que se pregonan en época de Navidad, la excesiva preocupación por comprar regalos, la falta de tiempo y presupuesto para hacerlo, el malestar por ir a un abarrotado centro comercial y muchas situaciones más tan típicas en estos tiempos dejan de lado todo eso que cantamos en villancicos, rezamos en novenas, escribimos en emails, leemos en tarjetas…

Desde hace algunos años he puesto en práctica la idea de “Navidad sin regalos” y aunque aún no logro implementarla al 100%, cada año me va mejor y puedo asegurar que es un alivio.  Me encantaría que fuera una idea global (yo parto deque al celebrarse el nacimiento de Jesús, es decir su cumpleaños, es a El a quien hay que llevarle regalos), pero es bastante complicado.  Sin embargo, no pierdo las esperanzas de que al menos en mi círculo cercano algún día se instaure esta práctica.

Pero ante el doble discurso -no del mundo sino dentro de mi familia- de pregonar algo y hacer algo totalmente distinto, no sé qué hacer.  Me planteé no asistir, mas terminé presentándome.  Luego pensé en poner el tema en discusión, pero no lo hice.  Así que me siento la primera culpable y responsable de esta hipocresía que tanto me ha molestado, porque quizás nadie más notó el problema y habiéndolo detectado, yo era la llamada a que todos lo discutiéramos.

Quizás a mi idea de una “Navidad sin regalos” deba sumar la de una “Navidad sin hipocresía” y entonces, solo entonces, pueda disfrutar de la época sin tener que usar el disfraz mental del Grinch.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s