Alexa Chung o Mafalda… ¿a quién me parezco?

“Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida”                      (Coco Chanel)

Foto: Pinterest y TodoHistorietas.com.ar
Quería un corte a lo Alexa Chung, pero la peluquera me dijo que no me cortaría mucho pelo para que no me pareciera a Mafalda.

Con prisa y dejando inconclusas las cosas que estaba haciendo el viernes, llegué a la peluquería que había decidido probar por primera vez desde que mi peluquera de siempre se mudó de ciudad (…gran suspiro).  Había olvidado esa cita así que llegar a tiempo fue un logro que se malogró cuando me di cuenta de que la peluquera no estaba.  Cuarenta minutos de espera, aún en medio de atenciones, vasos de agua, revistas y más, no se superan fácilmente si has dejado todo a medias para ser puntual y te ha tomado mucho recuperar el aliento después de subir corriendo las escaleras (nota mental: retomar el ejercicio).

Revista en mano y mientras veía fotos de modelos de lo más diversas, pensaba qué me haría en el pelo.  Sabía que quería cortarlo, pero no sabía a cómo.  ¿A quién me quiero parecer? ¿A Cara Delevingne con esta larga y lacia melena rubia? No. Tengo el pelo negro, ondulado y en estos tiempos ha adquirido un carácter indomable que me hace difícil hasta hacerme un moño. Además, a quién engaño, si intento con esas cejas XL me voy a parecer a Frida Kahlo.

¿Me hago un Bob corto como el de Jennifer Lawrence o Anne Hathaway? Es el corte de moda ahora que estas actrices han decidido dejar crecer su pelo.  Aparte, como lo tengo un poco ondulado seguro me vería con ese aire retro que tienen en las fotos de la revista… No, tampoco.  La peluquera me mató el sueño hollywodense cuando me dijo que no lo cortaría mucho porque con el frizz que tengo parecería ¡Mafalda!

¿Y entonces?  Le expliqué a la peluquera que me gustaba mi corte anterior (melena media, más corta atrás para usar los lados más largos hacia adelante), pero que el calor de la ciudad hacía que lo lanzara todo hacia atrás y terminara recogiéndolo en un moño, y como ha crecido rápidamente luce desigual. Y que se me marcan unas ondas disparejas.  Y que está frisado.  Y que, y que, y que… Todos esos dramas “pelísticos” que tenemos las mujeres comunes y corrientes.

Así que dijo que lo emparejaría, cortaría en capas, no le quitaría mucho largo, me haría flequillo… y de pronto la tijera ya hacía de las suyas.  La verdad es que siempre me ha gustado cortarme el pelo.  Lo he tenido de todos los largos y nunca he tenido miedo de pasar del muy largo al muy corto.  Mi filosofía ha sido:  solo es pelo y el pelo crece.  En los últimos tiempos no me he arriesgado mucho, pero me he sentido cómoda por la practicidad de los cortes.   Y de pronto, ahí mientras pensaba en todo y en nada recordé que ya sabía cuál era el corte que quería desde hace algún tiempo: ¡el de Alexa Chung!   Demasiado tarde.  El secador y el cepillo estaban haciendo su trabajo.

Quedé contenta con el resultado.  Era bastante parecido a lo que quería.  Solo que el flequillo a un lado que me dejaron lo partí por la mitad, más a mi estilo y comodidad, y ya está.  Esa noche me puse un labial rojo y era la mismísima Alexa Chung. ¡Mentira! No me parecía en nada a ella, pero creo que así me sentía.

Las razones para que las mujeres se arriesguen con un nuevo look son de los más variadas. Algo de eso lo leí aquí en un artículo de la web de Glamour España.  Y estoy de acuerdo.  Yo lo he hecho cuando he necesitado cambiar porque me han pasado cosas importantes que ameritaban que al verme en el espejo yo viera otra cosa.  Mis nuevos looks siempre han sido de corte y nunca de color, pero quizás algún día lo intente.

Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida.  Lo dijo Coco Chanel y yo presiento que pronto tendré un corte radical.  Por ahora, solo me quedan unas horas para lavarme el pelo y enfrentarme a la realidad postcorte, ese momento en que la magia de la peluquería se desvanece con el agua y el shampoo en la ducha y después frente al espejo  estaré con mi pelo mojado con la esperanza de que al secarse quede algo de Alexa Chung y no me convierta en Mafalda.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s