Mira esto… quizás finalmente protejas tu piel (y 10 cosas que he aprendido sobre el sol)

El sol es vida.  Pero también puede ser muerte. 

Después de ver este video publicado en este post de El rincón de Lucas sobre lo que hace el sol y el protector solar en la cara, dejé para otro momento la entrada que estaba preparando porque con el sol no se juega.  

Afortunadamente, para mí usar protector solar es como cepillarme los dientes: algo de todos los días sin excepción.  No salgo de casa sin aplicarlo en cara, cuello, brazos y manos (que son las partes más expuestas en mi caso), incluso en días nublados, aunque he notado que olvido mis orejas y mi nuca (tarea pendiente para corregir).

En varias oportunidades he podido escribir sobre los daños que produce la exposición solar indiscriminada y sobre los beneficios de adquirir el hábito de utilizar un protector adecuado.   Así que aquí les dejo las 10 cosas más importantes que he aprendido sobre ello en estos años:

1. Usa siempre protector solar, incluso en días nublados porque el sol está ahí, detrás de las nubes y los rayos ultravioleta caen en nuestra piel.  Aplícalo generosamente.

2. El bloqueador debe ser al menos de FPS 15, contra rayos UVA y UVB.  Debes aplicarlo media hora antes de la exposición y reaplicarlo cada dos horas y después de nadar y sudar. Aún si estarás bajo el parasol porque los rayos rebotan sobre la arena.  Lo mismo ocurre en la nieve.

2. En Ecuador, por estar en la mitad del mundo, el sol cae perpendicularmente, lo que hace imprescindible el cuidado de la piel. Infórmate sobre el índice UV para que puedas planificar mejor tus actividades.  Puedes ingresar aquí a la página web de EXA, la Agencia Espacial Ecuatoriana, que ofrece el servicio de monitoreo de los rayos ultravioleta en las principales ciudades del país, y da recomendaciones sobre cómo proceder de acuerdo a los niveles existentes.

3. Suena a consejo repetitivo de mamá, pero esto es cierto: evita el sol entre las 11 am y las 4 pm.  Son las horas en que el sol es más fuerte y, lamentablemente, las que congregan más gente en las playas.

4. No le huyas por completo al sol (como en mi caso, algo más que debo corregir), pues es necesario para la buena salud.  Solo hazlo de forma gradual (en la playa, el primer día no debe sobrepasar los 10 minutos).  Acostumbra a recibir algo de sol temprano en la mañana para generar vitamina D en tu cuerpo.

5. El protector solar es para todo el cuerpo.  Tengo muchas amigas que en temporada se ponen bloqueador solo en la cara -y lo hacen solo para evitar las arrugas- y se tumban en la arena sin nada de protección en el cuerpo.  Ni se les ocurre pensar en el cáncer.  De arrugas no se muere, de cáncer sí.

6. Si vas a estar expuesto al sol, usa gafas, sombrero (ahora hay unos muy lindos y de moda), mangas largas.  Procura estar bajo el sol el menor tiempo posible.

7. Busca siempre la sombra.  Si vas caminando por la calle, apártate de la vereda y procura caminar por zonas techadas.

8.  Protege a los niños.  Crea el hábito de usar bloqueador desde pequeños cuando jueguen en el patio, en el parque, en el recreo, hagan deportes, salgan a una excursión, estén en la playa o la piscina.  Siempre, siempre, siempre.  Su piel es mucho más frágil que la tuya.  Los bebés nunca deben ser expuestos al sol (solo en el de muy temprano en la mañana de acuerdo a las indicaciones del pediatra) y los niños y adolescentes de hasta 15 años deben tener una exposición muy limitada.

9.  Nunca uses aceite de coco y otras cosas raras que he escuchado que la gente se pone en la piel para acelerar el bronceado.  Usar aceite y tumbarse al sol es como tirar un pedazo de carne en la sartén caliente con aceite.   Los aceleradores de bronceado tienen aceite en sus ingredientes, así que va la misma recomendación.

10. Y nunca, nunca, nunca uses cámaras de bronceado.  Es lo peor que te puedes hacer a ti misma.  Piensa un poco: si exponerte al sol sin protección es malo porque los rayos están en el ambiente, imagina lo que sucede si están concentrados de forma directa y tan cerca a tu cuerpo en una cámara o cama de esas.  Es pagar para que te dé cáncer.

 

*Para saber más sobre qué tipo de protector solar usar, te recomiendo que leas este post.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Mira esto… quizás finalmente protejas tu piel (y 10 cosas que he aprendido sobre el sol)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s