El temor a que la vida se termine

Imagen

En ocasiones bromeo diciendo que “cuando sea grande, quiero ser como Jane Fonda“. Es innegable la belleza y el estilo que derrocha la actriz de 76 años. Hoy he leído que ha confesado su miedo a la muerte, la que cada día siente más cercana, la hace cuestionarse muchas cosas y la ha puesto más sensible ante temas a los que que no daba tanta importancia. Me parece fantástico que una mujer como ella se deje ver tan humana como cualquier de nosotros. Lástima que hayan borrado el post en el blog que lo publicó.
En estos días también soy testigo de la delicada salud de mi abuelo, un hombre de 91 años que hasta hace poco era bastante activo y lúcido, pero al que la vida, poco a poco, se le va alejando, aunque él a veces ya no pueda darse cuenta. Su médico ha dicho hoy que ha perdido las ganas de luchar. Recuerdo que cuando tenía 88 me dijo que nunca se hubiera imaginado que viviría tanto. Para ese entonces su mente estaba perfecta, salía solo, se valía por sí mismo y era muy independiente. Sin embargo, me confesó que a veces le pedía a Dios que ya se lo llevara.
Si lo único cierto en la vida es la muerte, ¿por qué nos cuesta tanto aceptarla? Supongo que es la incertidumbre del después. Jane Fonda admite temer que le queda poco tiempo. Mi abuelo quizás ya no sea consciente de lo que le sucede, pero quienes estamos a su alrededor tenemos la esperanza de que siga aquí, aunque sabemos que cada día es más difícil.
Y si bien tanto por la edad como por la salud es más probable que cualquiera de ellos muera antes que yo, lo cierto es que bien podría adelantarme en ese camino. A los más jóvenes (y no tan jóvenes) nos hace falta un poco de ese temor a que la vida se termine, a que se vaya en cualquier momento. Un poco de miedo quizás nos haría reaccionar y tomar otra actitud frente a esta vida, de la que olvidamos que tiene fecha límite. No es por vivir con, por y para el miedo, sino para mirar con otros ojos, escuchar con otros oídos y sentir con otra piel todo aquello que pasa y que, en ocasiones, decidimos no vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s